viernes, 16 de febrero de 2018

La felicidad.






No es algo que se adquiere eternamente,
Es un camino de piedras y de rosas
Donde de lo malo resurge lo bueno
Es luchar varias veces contra todo y nada
Es morir muchas veces vivo
Y renacer como renace el pasto seco
Después de una, de tantas tormentas.
Es un punto de luz que brilla
Al final de un pasaje sombrío
Es la sonrisa oculta que amanece
Bajo el mar de lágrimas saladas
Es caminar con dos pies izquierdos
Hasta tropezar, caer y volver a levantarse
Es la soledad de estar solo en apariencia
Y al final tan lleno por dentro
Es sentir como el alma se estremece
Como late el corazón de angustia
Y como el tiempo y Dios curan heridas
Es bajar los brazos, verse pequeño
Cerrar los ojos, tomar  impulso
Hasta alcanzar las nubes y tocar el cielo.

La felicidad....
No es algo que se adquiere eternamente,
Es un camino de piedras y de rosas
Donde de lo malo resurge lo bueno
Es luchar varias veces contra todo y nada
Es morir muchas veces vivo
Y renacer como renace el pasto seco
Después de una, de tantas tormentas.







lunes, 12 de febrero de 2018

La foto de la semana: Guía.





Del amor al odio y viceversa.






Si, lo sé, el título puede leerse demasiado extremista y sin embargo, no encuentro otra manera de expresar, los sentimientos encontrados que cohabitan dentro de esa sensación que se crea en la expatriación.
Hace unos diez años que un avión, me trajo aquí con valija y vida para comenzar lo que ya he contado otras veces.
Los días rosas duraron, lo que duran las vacaciones y cuando la mente, capta el cambio la verdad se tiñe poco a poco con el color de la realidad.

Amé...
Los dos primeros meses que vivi como turista, de largas caminatas por esas pequeñas calles, capaces de perderse en los recovecos de una arquitectura exquisita. Paris no puede ser menos que preciosa, hasta su nombre corto inspira un sin fin de maravillas para visitar, para recorrer, para embeberse de la cultura de los libros y de la gente.

Odié...
El zumbido de mi cabeza que comenzaba a llenarse de toda esa información, incomprendida en otra lengua. La impotencia de querer entender y a la vez no entender nada, jugaban una carrera infinita donde ninguna, quería ganar.

Amé...
El encontrarme con una cocina divina...y la pastelería tratada como un arte.

Odié...
Tener que aprender de memoria, la oración..."Bonjour*, s'il vous plait*et merci*- bon soirée*para comprar una baguette.

Amé...
El sol de verano que amanecía temprano y daba su último suspiro a las 23h.


viernes, 9 de febrero de 2018