jueves, 23 de marzo de 2017

Una madre detrás de la puerta.




De una lado te quedas,
Con el corazón en la mano,
Llorando sin llorar
Al mismo ritmo,
Esperando....
Del otro, las lágrimas 
Del desconcierto,
El desamparo,
La soledad.
Y en el medio
Una puerta te separa,
Del camino a la felicidad errónea 
Te preguntas si es lo mejor,
Si es así como se aprende
Y una vez más,
La culpabilidad te invade el alma,
Al compás del tic tac de un reloj,
Se acentúa...
Miras al techo,
Buscando refugio,
A ciento de miradas perdidas,
Mientras, 
Un ruego piden
Que el llanto lo seque
Un dulce sueño,
Que se asemejen a mis caricias 
Pero no tanto.
Suspiros en mi propia brisa 
La tranquilidad de su habitación, 
La seguridad de su cama,
La melodía,
Han logrado ganarle
Y ahora duerme.
Sabes que volveré por ti,
No, te abandono.
No creas que es fácil para mí,
Sabes cuanto Te Amo?
Duerme hijo mío,
Aquí te estaré esperando 
Mamá sólo estará,
Detrás de tu puerta.

martes, 21 de marzo de 2017

Creciendo a tu lado.







Cuando nos sentamos con mi peque, en la pequeña oficina de la psicóloga infantil. Esperaba con ansías, las impresiones que tenía para decir sobre mi hijo.

Yo, ya la había visto para firmar la autorización que le permitiría hacer un estudio sobre sus capacidades intelectuales, entre otras cosas.


El primer examen dio un buen escore*, y de 52 preguntas, obtuvo 49 correctas. Pero el cuestión no era esa. Digamos, que la idea era m
ás bien dar con "el problema" y su temor para expresarse al oral con maestra y adultos, sobretodo dentro del cole.

¡Claro! No podía, explicar los 4 años de su vida y el tiempo que él necesitaba para adaptarse, encontrar su lugar y que como parte de su personalidad, en el combo hacían parte la timidez y la observación m
ás que la intervención.

El segundo examen, se basaba en dibujos y ayuda a comprender los temores de los niños. 


Pienso que dio con una gran verdad y que durante el primer año junto a Lou, pasamos una etapa difícil por eso de la depre post-parto pero vamos, no tenía que ver con él.

 Muchas lo viven y puede que la expatriación si, acentúe las circunstancias pero no la genera automáticamente. 

En fin...para terminar, llegamos a un dibujo con cabeza, piernas, toda las partes de un hombrecito pero con ojos "huevo" es decir sin iris, ni pupila, ni pestañas, ni color.


Ella me dijo, que eso significaba el vacío, la falta, bla bla bla...aunque se olvido de decir que también había olvidado, los dedos de los pies, de las manos, el pelo, etc. Pero no de se lo dije.

Durante su charla, mencionó la expatriación y el DOLOR, que podía provocar eso en mi. En definitiva la tristeza, el hecho de dejar estar mi propia tierra, lejos de mi familia ya saben, esas cosas.


Lo peor, fue que no supe que contestarle, en realidad, no quería contradecirla porque creo que todos tarde o temprano, pasamos un momento donde armarías las maletas y nos tomaríamos el primer avión, donde lloramos porque no podemos estar en un momento feliz o cuando nos necesitan, sin que ese viaje sea, una laaaaaaaarga organización. 


S
é, que a pesar de todo o de la situación por la cual nos hayamos ido, sintamos de vez en cuando, que algún día  lo mejor será nuestro país, aunque por el momento sea el que hoy, elegimos para vivir.

Como s
é también, que se puede encontrar un equilibrio poco a poco o de una, con lágrimas como cualquier ser humano pero feliz.

Un niño puede si, sentir la sensibilidad de su madre pero no se cría "triste" porque su madre viva lejos. Salvo que mamá, llore delante de él con la bandera atada al cuello por toda la casa.


 Tranquilos, no es mi caso.



Sin palabras 30.



lunes, 20 de marzo de 2017

Un hijo...


Hijo

;-) Es quién atará con nuditos de cariño,
    Lazos que unan, tu corazón a su alma.

;-) Es quién te pedirá un día preciso y de tu fuerza 
    Nacer y ser, parte de tu vida. 

;-) Es con quién sufrirás el dolor más lindo
     Y te hará feliz...Siempre.

;-) 
Creerá en ti, aunque te equivoques
     Y aprenderás con él como con nadie.

:_) Te hará reír entre lágrimas,
     Cuando lo escuches gritar: "ella es mi madre".

:-)) Te llenará de orgullo, gritarle al mundo: "él, es mi hijo".

;-@ Es con quién descubrirás, el poder maternal
       Donde el cansancio insistente, nunca ganará las batallas.

;-> Es con quién volverás, a jugar, soñar, imaginar...
      Por inventarle de a ratos un mundo ideal.

;-) Es quien te amará sin condiciones, imperfecta y perfecta para él.

;-0 Es quien no podrá reemplazarte, ni por el suspiro más bonito.

;-) Es quien buscará tu sombra, en los días más oscuros.

;-] Es con quien crecerás y compartirás la tortura de silencios, en una penitencia.

:-) És y será, la muestra concreta de lo que nadie puede explicar pero logramos sentir.
 El valor inestimable de aquellos sentimientos que durante 9 meses, siembran y se cosechan a vida. En un amor verdadero y el más puro, el de un hijo.


*Por la sonrisa de los hijos que iluminan la existencia de una mujer, llamada mamá o de un hombre llamado papá.